viernes, 16 de octubre de 2020

La Farmacéutica Pfizer dice podría empezar a suministrar vacuna COVID-19 después de elecciones EEUU



Pfizer Inc dijo el viernes que solicitará la autorización para el uso de emergencia en Estados Unidos de su candidata a vacuna contra el COVID-19 alrededor de la tercera semana de noviembre, un anuncio que hace muy poco probable que la inmunización esté disponible antes de las elecciones estadounidenses.

La farmacéutica estadounidense desarrolla la vacuna junto a la firma alemana BioNTech SE.

Pfizer dijo que podría determinar si la vacuna es efectiva tan pronto como este mes, en base a su ensayo clínico de 40.000 personas, pero que también requiere contar con datos de seguridad que no estarán disponibles hasta noviembre, como mínimo.

La noticia de Pfizer, publicada en una carta de su presidente ejecutivo en su sitio web, impulsó al mercado accionario de Estados Unidos y a las acciones de la compañía.

"Déjenme ser claros, asumiendo que los datos son positivos, Pfizer pedirá la autorización de uso de emergencia en Estados Unidos poco después de que se alcance la meta de seguridad en la tercera semana de noviembre", dijo el presidente ejecutivo Albert Bourla.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que habría disponible una vacuna antes de las elecciones del 3 de noviembre, pero funcionarios de salud y compañías solo han dicho que este mes podrían publicarse datos clave.

La posibilidad de más retrasos se elevó luego de que los ensayos clínicos de dos vacunas rivales fueron suspendidos en Estados Unidos y en otros países durante este otoño boreal.

Las autoridades de salud han buscado atenuar las preocupaciones sobre el temor a que pocos estadounidenses querrán vacunarse en la primera etapa. Previamente este mes, la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) formalizó un requerimiento para que las farmacéuticas entreguen al menos dos meses de datos de seguridad de la mitad de los voluntarios en los ensayos.

Los comentarios de Pfizer en este momento elevan la posibilidad de que en Estados Unidos se apruebe una vacuna para el coronavirus este año, un paso crucial para controlar la pandemia que ha causado la muerte de más de 1 millón de personas y devastado la economía global.

jueves, 15 de octubre de 2020

La campaña de Biden pausa los viajes de Kamala Harris por los contagios de dos personas de su entorno

La campaña del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, ha pausado este jueves los viajes de campaña que su compañera de fórmula, Kamala Harris, iba a realizar este fin de semana después de que dos personas de su órbita hayan contraído COVID-19.


En concreto, un miembro de la tripulación aérea con la que ha viajado la candidata a la Vicepresidencia de Estados Unidos y su directora de comunicaciones, Liz Allen, son las personas contagiadas, por lo que el equipo electoral de los demócratas ha decidido apartarla de la carrera electoral hasta el lunes.

Ambos contagiados viajaron en avión con Harris el 8 de octubre, el día después del debate de la candidata demócrata con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

No obstante, lo ocurrido con Harris no puede definirse como lo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) consideran como contacto directo, según ha explicado la propia Harris a través de su cuenta en la red social Twitter.

La candidata, que ha asegurado que, hasta el momento, "no muestra síntomas", ha explicado que llevaba mascarilla durante el vuelo, igual que el resto de la tripulación, por lo que los profesionales sanitarios creen que "no se expuso" al virus en base a las pautas ofrecidas por los CDC.

"Seré transparente con vosotros sobre cualquier resultado de los test que reciba", ha prometido, reiterando a la población que "usen mascarilla, practiquen la distancia social y se laven las manos con regularidad".

En esta línea se ha expresado también la jefa de campaña de Biden, Jen O'Malley, que ha especificado que Harris no estuvo a menos de dos metros de los contagiados durante más de 15 minutos.

"Ninguna de estas personas ha tenido contacto con Biden, Harris ni ningún otro miembro del personal desde que dieron positivo en la prueba diagnóstica de la COVID-19 ni en las 48 anteriores al resultado positivo", ha señalado O'Malley en un comunicado al que ha accedido la CNN.

La jefa de campaña especifica que, según los protocolos adoptados por la campaña, ambos contagiados se sometieron a test "al volver a trabajar en la campaña procedentes de eventos personales".

Harris se ha sometido a dos pruebas diagnósticas de la COVID-19 desde el 8 de octubre, una de ellas el miércoles, y las dos han resultado negativas, ha trasladado O'Malley. Además, antes y después del vuelo, tanto Allen como la persona de la tripulación se sometieron a pruebas que resultaron negativas.

martes, 13 de octubre de 2020

Trump apunta sus cañones hacia Kamala Harris, no a Joe Biden

Abajo en las encuestas, Donald Trump y su partido republicano están enfocando su campaña no en su rival Joe Biden sino más bien en Kamala Harris, diciendo, sin pruebas, que la primera mujer de raza negra que integra una fórmula presidencial de un partido grande será realmente la que manda si los demócratas ganan la Casa Blanca.


Es una campaña plagada de matices sexistas y racistas, que busca el voto de republicanos e independientes que ven con buenos ojos los antecedentes moderados de Biden y que podrían asociar a Harris con el sector más radical del Partido Demócrata, a pesar de su historial de posturas centristas en varios temas importantes.

En la última semana, Trump le dijo a Sean Hannity, de Fox News, que Harris asumiría la presidencia “tres meses” después de una eventual asunción de Biden. En otra conversación con Rush Limbaugh afirmó que la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi “reemplazaría a Biden con Harris. Y en una entrevista con Maria Bartiromo, de Fox Business, describió a Harris como un “monstruo”.

Trump se enfoca en Harris para tratar de acortar la ventaja que le lleva Biden en la mayoría de las encuestas, tanto a nivel nacional como en los estados decisivos a tres semanas de las elecciones. Trump siempre cuestionó las aptitudes de Biden, pero desde que pasó un susto al contagiarse del coronavirus puso la mira en Harris, alentado en parte por Newt Gingrich, ex presidente de la cámara baja.

“Si el electorado capta el alcance de su radicalismo, verá que sería muy riesgoso ponerla en la Casa Blanca”, expresó Gingrich, quien describió a Biden como alquien “dócil”, comparado con Harris, a quien tildó de “agresiva”.

El sexismo y racismo asociados con esos términos y con el uso de la palabra “monstruo” para aludir a Harris por parte de Trump puede caerle bien a los partidarios más leales del mandatario.

“Tratan de decirle a su base, ‘no queremos que una mujer negra sea presidenta’”, opinó la representante demócrata Marcia Fudge, expresidenta del bloque afroamericano de la cámara baja.

Fudge afirma que los esfuerzos por pintar a Harris como una radical no encajan con sus antecedentes, sobre todo en el terreno de la justicia. Harris y Fudge fueron ambas fiscales.

Pero hay indicios de que la prédica de Trump llega a su base.

“Me preocupa que si Harris gana, será quien manda en el gobierno, porque el viejo Joe tiene algunos problemas”, manifestó Bob Stanley, ayudante de médicos ortopedas jubilado que vive en Johnstown, Pensilvania, y que dijo que votará de nuevo por Trump.

Joshua Dyck, profesor adjunto de ciencias políticas en la Universidad de Massachusetts, en Lowell, dice que el énfasis en Harris revela que las críticas a Biden no funcionan.

“No quieren enfrentar a Joe Biden. Quieren enfrentar a cualquiera menos Joe Biden”, manifestó.

Nada hace pensar que la estrategia de Trump esté haciendo cambiar de parecer a nadie. Rara vez un candidato a la vicepresidencia decide el voto de una persona, según Dyck, quien dirige el Centro para la Opinión Pública de UMass-Lowell.

Una excepción puede ser lo ocurrido en el 2008, cuando Sarah Palin puede haberle restado votos al republicano John McCain. Una encuesta hecha poco antes de la votación por el New York Times y CBS News indicó que el 59% de los votantes opinó que Palin no estaba preparada para ser presidenta. McCain tenía 72 años.

La preparación que tiene un candidato para ocupar la presidencia ha sido siempre la carta de presentación más importante de un aspirante a la vicepresidencia. Tanto Trump (74 años) como Biden (77) serían el político de mayor edad en la historia de Estados Unidos en asumir la presidencia.

jueves, 1 de octubre de 2020

Chrissy Teigen y John Legend devastados por la pérdida del bebé que esperaban




Chissy Teigen y John Legend se encuentran devastados después de perder al bebito que con tanta ilusión estaban esperando. La modelo de 34 años, quien estaba en la mitad de su dulce espera, sufrió complicaciones durante el embarazo y tuvo que ser hospitalizada hace dos días debido a un fuerte sangrado en la placenta. Los médicos no fueron capaces de controlarlo y este 1 de octubre anunciaron a través de las redes sociales la muerte del bebé con un conmovedor mensaje en el que dieron detalles de lo sucedido y revelaron el nombre que le habían puesto a su hijo.

La modelo compartió un conmovedor mensaje acompañado de varios fotografías desde el hospital donde perdió a su bebito, al que iban a llamar Jack y a quien le dedicó las palabras más amorosas. Las reacciones de los famosos no se hicieron esperar, desde Kim Kardashian o Paris Hilton, quienes expresaron su dolor por la triste noticia y le enviaron fuerza en estos momentos difíciles.

Chrissy Teigen tuvo complicaciones en el embarazo y perdió a su bebé.

"Estamos en shock y con un dolor profundo del que solo habíamos oído hablar, el tipo de dolor que nunca hemos sentido antes", arrancó la modelo en este mensaje que publicó en sus redes sociales. "No pudimos detener el sangrado y darle a nuestro bebé los líquidos que necesitaba, a pesar de las bolsas y bolsas de sangre de las transfusiones. Simplemente no fue suficiente", explicó a sus seguidores.

El bebito que llevaba en el vientre la modelo se llamaba Jack.

"Nunca decidimos los nombres de nuestros bebés hasta el último momento y después de que nacen, justo antes de salir del hospital. Pero por alguna razón ya habíamos empezado a llamar a este pequeño en mi vientre Jack", afirmó Teigen. "Así que él siempre será Jack para nosotros. Jack trabajó muy duro para ser parte de nuestra pequeña familia, y lo será para siempre", añadió.

La pareja le dedicó el mensaje más amoroso a su hijo Jack."Para nuestro Jack: lamento mucho que los primeros momentos de tu vida tuvieran tantas complicaciones, que no pudiéramos darte el hogar que necesitabas para sobrevivir. Siempre te amaremos", escribió devastada Chrissy Teigen.

Chrissy Teigen lloró a su bebé Jack y dio las gracias por sus hijos.


"Estamos muy agradecidos por la vida que tenemos, por nuestros maravillosos bebés Luna y Miles y por todas las cosas maravillosas que hemos podido experimentar", continuó Chrissy Teigen. "Pero no todos los días pueden estar llenos de sol. En este día más oscuro lloraremos, pero nos abrazaremos y amaremos más fuerte y lo superaremos", concluyó su mensaje.

La pareja recibió el apoyo de muchos famosos.


Algunas celebridades como __Patricia Arquette__, __Paris Hilton__ o __Hailey Bieber__ se asomaron a sus redes sociales para expresar su dolor por la pérdida del bebito. "Estamos siempre aquí para vosotros y os queremos un montón", escribió __Kim Kardashian__. "Os mando todo mi amor en estos momentos", comentó __Channing Tatum__.

John Legend había anunciado el embarazo a través de un videoclip.


A mediados de agosto pasado, el cantante lanzó su nuevo sencillo "Wild" con un videoclip en el que en los últimos segundo aparece su esposa Chrissy Teigen presumiendo sus curvas premamá. Una manera muy original de dar a conocer que la modelo estaba embarazada del que sería su tercer hijo.